Monday, 23 March 2015

Emotional Eating, how to tackle it / Comer por comer : Coaching para el Hambre emocional

These days, I'm back on track giving nutritional coaching to clients who are willing to change for good. Most situations my clients face regularly are often related to Emotional Eating. Or as we say it: Eating for the sake of eating.

What is it? Well, we have known those moments where we have seen ourselves binging , or quite the opposite, losing the appetite.And all this because of certain emotions.  But the most common case when there is a need to lose weight is binge eating (and drinking too).

 And here she comes, Bridget Jones, giving us all these scenes of comfort food, ice cream pot and endless fight for the weight and the love of her life. This recurrent scene is much more frequent in women than men and it's very powerful for our mind. 

The Best Tools for Emotional Eating

Ok, so I'm not going to sugar coat the reality, this emotional eating is NOT EASY to deal with! I know! But it is not impossible either! It's is a question of using the right tools and persevering , and most importantly knowing yourself well. Recognising your little demons wanting to sabotage your mind into thinking you want to eat everything.

What can we do??

1- Understand why we are acting that way. What's behind that chocolate bar? boredom? desperation? stress? sadness? real hunger? happiness? joy? love?(yes, love handles are called this way for a reason) If we keep track of all those foods we eat and write down on a paper the emotions we have when we binge, then we will recognise a pattern. It can be as detailed as the one below, courtesy of Rady Children's Hospital-San Diego.

 2- Alternatives: We know our weak points, but we have to find options, alternatives, things to do to forget the food and the fridge. Distract your mind! That's the key. after 5 minutes of focusing on other things, I can ensure you that the anxiety for food decreases. Breathing techniques, sports, yoga, leaving the house for a walk, reading a book, reading positive affirmations, brushing your teeth, calling a friend...

3- Ask yourself this question: Am I hungry or am I craving food? Use the Hunger Scale. A very useful tool to objectively measure your real state of fullness vs. hunger.  Aim to stay always in the safe central zone: 4-6   Remember that if you are too hungry you will only want to eat the most unhealthy foods you crave.

projecteatme.wordpress.com




Nutritional Coaching is not psychology but it is facilitating ideas, tools, and finding solutions that you want to put in practice. With this post I hope you see the light to a new healthier you in coming months!

----------------------

Estos dias retomo mis sesiones de coaching para un cambio positivo en la alimentación diaria. Mi trabajo como coach me inspira a ser cada vez más consciente de la mayoría de las situaciones que los clientes me presentan como causantes de sus desmadres en la alimentación.


Y una de las cosas más constantes en las sesiones de coaching es el Hambre Emocional.......

Dejo puntos suspensivos por que este tema seguro trae a la mente muchas situaciones en todos nosotros en las que nos hemos visto zampando o todo lo contrario, perdiendo el apetito, por una emoción. Pero sobre todo el caso más común cuando hay intentos de perder peso, es la ingesta compulsiva.



Está claro que Bridget Jones y todas esas películas no ayudan para nada a mejorar esto, por que la tarrina de 1L de helado de chocolate llorando a moco tendido es una imagen muy recurrente, y desde luego muy poderosa.

Herramientas Utiles

¿¿Y que podemos hacer??

- Pues primero es entender por que estamos actuando de esa forma. Es decir que hay detrás de esa tableta de chocolate. Es aburrimiento? Es frustración? Es tristeza? Es enfado? Es desesperación? Es estrés?
Si escribimos en un papel que emociones o pensamientos se nos pasan por la cabeza, empezamos a reconocer un patrón .Y una vez lo tenemos presente y consciente entonces es mucho más fácil no caer en la trampa.
 
- También hay que tener a mano alternativas: Es decir estrategias para distraer la mente: saca a pasear al perro, lee tu libro favorito,haz 5 respiraciones profundas, lee frases motivadoras, lee tu objetivo, ponte música, llama a tu madre o tu amiga o novio/a!, lávate los dientes, por que a los 5 minutos te aseguro que esas ganas de comer se han pasado.


Si estamos aburridos: buscamos una distracción con algún hobbie o tarea que nos guste hacer.
Si estamos estresados: respiramos profundo, escuchamos música relajante, meditamos, hacemos deporte, estiramos... todo lo que nos ayude a bajar el estrés.
Todo esto es un ejemplo que cada uno personaliza, por que las estrategias pueden ser muy diversas según la persona. Algunos se desestresan pegando puñetazos en el saco y otros haciendo yoga.


- Pregúntate: ¿Tengo hambre o ganas de comer? Esta pregunta la escribes bien grande y si la tienes bien visible al leerla tu mismo podrás responderte con sinceridad. Y de nuevo tomarás consciencia.

Utiliza la herramienta de la escala del hambre: Es una escala muy útil que valora de manera objetiva en que nivel de saciedad estás. Y verás que comer por hambre no es lo mismo que comer por atracón o gula. Lo importante es estar entre 5 y 7. Nunca estar por debajo de 3 ni por encima de 7. por que el efecto será muy malo para el control de las ganas de comer. Además cuando hay exceso de hambre se llega a la comida queriendo llenar el estómago de exceso de carbohidratos y grasa y fácilmente pasamos del 2 al inicio de la comida a 8.

http://www.nutritionpharma.co

 No soy psicóloga ni pretendo serlo aquí, pero por mi experiencia en coaching y conocimientos adquiridos a lo largo de estos años creo que estas útiles herramientas ayudarán mucho para una alimentación equilibrada. Así espero que este post haya sido de ayuda para facilitar el cambio a todas esas personas que no consigan salir del círculo vicioso. Sólo con esfuerzo se consigue el objetivo!

Feliz Lunes!